Textículos

El Pescado Original – TV vs Neuronas

Hace poco me enteré de una noticia que no trascendió por obvias razones. El suicidio de los integrantes de una secta fundamentalista con sede en Miami. Muchos pensarán que esto no es nada nuevo, pero las características de esta secta, y la manera en que murieron sus adherentes son sin duda, únicas. La secta, conocida como Los Adoradores del Control Remoto, tenía como propósito fundamental convencer a toda la humanidad de que el único y verdadero Dios es la televisión, y Don Francisco su profeta. Su muerte fue espantosa: murieron al tratar de romper el récord -establecido por el club de fans de Don Francisco, en Santiago de Chile en 1998-, de la mayor cantidad de horas vistas de programas del popular conductor; sin comerciales, sin dormir y comiendo solamente los productos chatarra que patrocinan su programa sabatino. Según el testimonio de una de las víctimas, que fuera encontrado todavía con vida, sí establecieron una nueva marca ( 825 mil emisiones, de 4 horas cada una) e ingirieron 17 toneladas de frituras, 25 mil botellas de acondicionador para pelo y 3 millones de pañales desechables. La vida es un interminable reality show, en el que la inteligencia ha dejado de ser una alternativa viable. La inteligencia no es más una cualidad apreciada. Es más, como la inteligencia no es una mercancía, ya no tiene cabida en nuestro mundo moderno; no se puede producir masivamente a bajos costos, no se puede exportar globalmente, no es competitiva, y lo que es peor, en opinión de la gran mayoría, no divierte. Poco a poco, a medida que la sociedad se ha ido...

10 tips para conservar tu empleo en México.

En estos tiempos de crisis, los recortes y ajustes de personal son cada vez más frecuentes y mucha gente vive constantemente preocupada, pues no sabe si el día de mañana aún tendrá trabajo o habrá pasado a engrosar las filas del desempleo. Abundan los consejos de los gurús del marketing y del management para conservar el empleo, tipo “una sonrisa es la mejor carta de presentación”, “mantén una actitud positiva” o “piensa en ti como un producto al que continuamente hay que vender”, etcétera. El problema es que esos tips, que podrán funcionar muy bien en otros países, necesitan ser adaptados a nuestros usos y costumbres laborales. Veamos: Hazte indispensable en el trabajo. Las publicaciones especializadas recomiendan a los empleados que sean productivos, disciplinados, eficientes, creativos, propositivos y que se especialicen en su área, como forma de hacerse indispensables en su puesto y que la empresa o dependencia pública en la que laboran decida conservarlos. Una mejor forma de hacerse indispensable es hacer cosas por el jefe que nadie más haría, como por ejemplo: esperarlo a la entrada del estacionamiento y hacerle de valet parking, lavarle el auto todos los días (por dentro y por fuera), visitarlo periódicamente en su oficina para darle masaje en la espalda o en las patas, contarle chistes (seleccionados y probados), hacer de nana de sus niños cuando sea necesario, hacer la tarea de sus hijos, etcétera. Sé el alma de la oficina. Con excepción de los amargados (que nunca faltan, pero que son los primeros a los que despiden), a todo mundo le cae bien la persona que lleva el pastel y los...

Prometer no empobrece…

Prometer no empobrece, lo que empobrece es cumplir lo que se promete. Chinston Worchill* Los tiempos de campaña son tiempos de fantasías e ilusiones, en los que las masas de desharrapados reinvindican su derecho a soñar y terminan favoreciendo a uno o a otro candidato con la prefrencia de sus sufragios. Prometer de todo, firmar los compromisos de campaña ante notario (y ante la Virgencita de Guadalupe, de ser necesario) no es un engaño, si ambas partes están conscientes de que al final de la campaña todo lo prometido será letra muerta. Y pues, como todos sabemos que a toro pasado, una vez contabilizadas las actas y hecho el tepache, los funcionarios electos se ven aquejados por un Alzheimer fulminante, no hay lugar para el resentimiento ni la amargura. Así que, señoras y señores candidatos: ¡A prometer y a esperanzar, que la campaña se va a acabar! Las clásicas Para que la promesa impacte y se implante en el imaginario colectivo, debe ir siempre precedida por un engolado y alargado: Si el voto popular me favorece: -Acabaré con la pobreza, la marginación y… la pobreza. – La inseguridad y el crimen se reducirán en 50% durante los primeros cien días de mi mandato. – Ni un solo niño se irá a la escuela con el estómago vacío. Y las niñas tampoco. – Eliminaré la tenencia. – La educación será mi prioridá (sic). – Crearé fuentes de empleo, así tenga que viajar a Europa, Asia y los Estados Unidos (varias veces) para convencer a los inversionistas de invertir en el estado. Aunque estas son las clásicas promesas que en cada...

Por una partidocracia sin objetivos

Una vez realizadas las elecciones, cuando empiezan los reajustes en los partidos políticos y arranca la caballada en pos de las ansiadas candidaturas presidenciales, me permito disentir con todos aquellos que se declararon desilusionados de la política, los partidos políticos y los procesos electorales en nuestro país. Después de haber realizado un minucioso análisis del caso, he llegado a la conclusión de que los partidos políticos mexicanos son el producto más acabado de nuestro subdesarrollo y la expresión más refinada de nuestra peculiar idiosincrasia, y considero simplista e injusto descalificarlos simplemente por el hecho de que no representan a nadie más que a sí mismos, nos cuestan carísimo, están integrados por zánganos, vividores y corruptos buenos para nada, sin convicciones ni lealtad, no aportan soluciones a los problemas nacionales existentes y con mucha frecuencia generan nuevos problemas nacionales. Y creo que la apreciación es injusta porque, comparados con los beneficios que producen, los aspectos negativos y criticables de los partidos políticos son en realidad nimios y triviales. En estos tiempos en que nuestro país necesita urgentemente ser competitivo a nivel internacional, debemos enfocarnos en desarrollar y fortalecer aquellas áreas en las que todavía tenemos ventajas comparativas, y una de ellas, sino la única, es la electoral. Veamos: tenemos las elecciones más caras del mundo y además las tenemos a cada rato; tenemos las campañas más largas, el Instituto Electoral más inútil con el contingente de burócratas más numeroso, los partidos más subsidiados del mundo. ¿Y cuál es el resultado de nuestras elecciones? Los diputados, senadores, alcaldes, gobernadores, presidentes de la República y miembros de gabinete mejor pagados del mundo....

¿Monear o no monear? That’s the question.

Hace unos días, los chamucos se apersonaron en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) de Xalapa, Veracrú. Además de presentar los libros nuevos de Helioflores y de la Editorial El Chamuco, reflexionaron sobre el oficio del monero. Échense este trompo a la uña: ¿Qué es un monero? Un monero es, por definición, un rebelde social que descubre su vocación disidente desde muy pequeño. Mientras que, en la escuela, la masa de autómatas atiende las explicaciones del profe ­–que en este contexto es el representante de la autoridad opresora­­– el pequeño o pequeña anarquista, estratégicamente situado en uno de los rincones apartados del salón, dedica su tiempo a dibujar todo tipo de garabatos y protohistorietas (en las que el mismo maestro es el protagonista), caricaturas de los compañeritos de clase que circularán por todo el salón y guarradas múltiples que serán reproducidas en los baños, etc. Ni una sola anotación o referencia al tema tratado en clase, que ha entrado por una oreja y salido por la otra sin ocupar el menor espacio en el cerebro del interfecto, está incluida en el guión de la tira cómica dibujada en la libreta escolar. Huelga decir que este pequeño ser no carga consigo los libros de texto, sino libros de monitos (del tipo que tenga a la mano): Archie, La pequeña Lulú, Batman, el Libro Vaquero, Chanoc, Kalimán, Los Supermachos, Mafalda…. Con el tiempo, esta clase de engendritos pasan de la auto segregación a la segregación en toda forma, cuando sus maestros descubren que años de esfuerzo y trabajo han terminado en una historieta porno, o en algo llamado “Las cómicas...

El Pescado Original – ¿Qué hacer para que México vuelva a ser sexi?

Muchos economistas coinciden en su diagnóstico: el problema de nuestro país es que, para la comunidad de hombres de negocios, México ha dejado de ser sexi. Así que, si queremos volver a ser deseables y despertar sus bajas pasiones, tenemos que poner… de nuestra parte y darles las… señales claras que esperan de nosotros. Y para lograrlo, todo lo que tenemos que hacer es… Ponernos de…acuerdo. Efectivamente. Los primero que debemos hacer es adoptar una postura más atractiva que la que ahora tenemos ante los dueños del capital. Si unos jalamos para allá y otros jalan para acá, cómo van a quedar los pobres señores. No, tenemos que jalar todos juntos para dejarlos contentos y satisfechos. Como bien dijo en su momento el güero Jorge Castañeda, no podemos mamar y dar de topes al mismo tiempo, y sería conveniente que más temprano que tarde eligiéramos entre una de estas dos opciones. Todo parece indicar que a los hombres del dinero les complacería que optáramos por la primera. Nada ganamos con hacernos los remolones, pues si por un lado queremos que se vengan los inversionistas con sus capitales, y por el otro les decimos que no, que así no, que por ahí tampoco, que sí pero la puntita nada más, que sí pero solamente dentro de los límites que permite la constitución, vamos a seguir como novias de pueblo globalizado. Si queremos ser deseables para los hombres de negocios, no nos queda de otra que dar las… Dar las…facilidades y garantías La teoría económica más ortodoxa indica que si a los inversionistas no les damos todas las las… facilidades y...

Facebook

Si eres de los que gusta dejar opiniones, comentarios, quejas, insultos o demás; ponemos este formulario a tu disposición.

Patricio
Sending