El Pescado Original – ¿Qué hacer para que México vuelva a ser sexi?

Muchos economistas coinciden en su diagnóstico: el problema de nuestro país es que, para la comunidad de hombres de negocios, México ha dejado de ser sexi. Así que, si queremos volver a ser deseables y despertar sus bajas pasiones, tenemos que poner… de nuestra parte y darles las… señales claras que esperan de nosotros. Y para lograrlo, todo lo que tenemos que hacer es…

  1. Ponernos de…acuerdo.

Efectivamente. Los primero que debemos hacer es adoptar una postura más atractiva que la que ahora tenemos ante los dueños del capital. Si unos jalamos para allá y otros jalan para acá, cómo van a quedar los pobres señores. No, tenemos que jalar todos juntos para dejarlos contentos y satisfechos. Como bien dijo en su momento el güero Jorge Castañeda, no podemos mamar y dar de topes al mismo tiempo, y sería conveniente que más temprano que tarde eligiéramos entre una de estas dos opciones. Todo parece indicar que a los hombres del dinero les complacería que optáramos por la primera. Nada ganamos con hacernos los remolones, pues si por un lado queremos que se vengan los inversionistas con sus capitales, y por el otro les decimos que no, que así no, que por ahí tampoco, que sí pero la puntita nada más, que sí pero solamente dentro de los límites que permite la constitución, vamos a seguir como novias de pueblo globalizado. Si queremos ser deseables para los hombres de negocios, no nos queda de otra que dar las…

  1. Dar las…facilidades y garantías

La teoría económica más ortodoxa indica que si a los inversionistas no les damos todas las las… facilidades y las garantías, así sin remilgos ni regateos, todas ellas y de buen modo, con la mano en la cintura se van con sus millones a otra parte, pues son hombres de mundo (para ser más precisos, el mundo es de estos hombres) y bien saben que no faltará quien se las ponga en charola. De atrás tiempo contamos con conocimiento de causa en materia de dar las… facilidades, pues desde hace muchos sexenios, presidente tras presidente las ha dado, aunque tal parece que no en forma suficientemente satisfactoria, pues los dueños del capital las siguen pidiendo una y otra vez y cada vez presionan más para obtenerlas. Y si bien la experiencia propia nos ha enseñado que al principio duele un poco darlas, dicen los que ya las han dado con éxito que al final nos va a gustar y que hasta podríamos vivir de eso. Así que, no debemos temer (pues solo judas temió) y proceder a dar el primer paso que consiste en abrir las…

  1. Abrir las…fronteras.

El proteccionismo ha retrasado nuestro progreso, pues en andarlas protegiendo (a las empresas nacionales) hemos desperdiciado tiempo muy valioso. El proteccionismo es un mal posterior a la revolución, pero en un período aún más posterior se optó por dejar de protegerlas y abrirse por completo, gracias a lo cuál pasamos de ser una nación pobre, subdesarrollada, dependiente y proteccionista, a ser una nación pobre, subdesarrollada, dependiente y desprotegida. Esta situación, sin embargo, no la vamos a poder cambiar a menos de que estemos dispuestos a doblar y redoblar el…

  1. Doblar y redoblar el…esfuerzo

Esto es algo de vital importancia. A nivel internacional, se ha comprobado que quien más dobla y redobla el…esfuerzo es quien triunfa. Y esta máxima también la podemos comprobar a nivel nacional y local, pues es de todos sabido que el que más redobla el…esfuerzo es el que más lejos llega. Sin embargo, atraer a los inversionistas no debe de ser nuestro único propósito. Debemos de lograr que, una vez adentro, no quieran sacar sus fierros para llevárselos a otro lado. Y para eso debemos asegurar la..

  1. Asegurar la…competitividad.

Los hombres del capital se fijan en dos cosas: la competitividad y las ventajas comparativas; pero solo tienen una cosa en la cabeza: la ganancia. Nosotros, al igual que ellos, también queremos ganar, pero si de veras queremos ver ganancias, tenemos que mostrar lo que tenemos y estar prestos a dárselo al que esté dispuesto a pagar por ello. Pero para que eso suceda tenemos que mover el…

  1. Mover el… capital.

 Los capitales no tiene patria, van de aquí para allá en busca de quién los acoja. Si queremos tener éxito en este mundo tan competitivo, debemos buscar lo mismo. Aún tenemos cierto atractivo, pero, al igual que los capitales, el atractivo hay que moverlo para que reditúe a corto y a largo plazo; hay que pasearlo por los mercados internacionales, mostrarlo con orgullo y darlo a desear para que a los inversionistas se les despierte la tentación. ¡Ah pero eso sí! Una vez que tienten, o nos cumplen o nos dejan como estábamos.